01 de marzo, 2017 · Año 2017 ·

Sara y Noa: dos mellizas con mucho que decir

El primer día que vi a Sara y a Noa me enamoré de ellas, estaban tan tapaditas en su coche de paseo que pensé vaya ojos que tienen las dos, qué caritas más tiernas y que dulces parecen. Y así fue, el día que entraron en el estudio para hacerse un reportaje a sus 4 meses de vida, vi que tenían mucho que decir.  Parecían tranquilas pero en cuanto las junté para comenzar la sesión, empecé a ver el carácter de la una y de la otra. Sara parecía más tranquila pero con sus cánticos nos deleitó toda la sesión. Se lo estaba pasando “pipa”, cantaba y cantaba al mismo tiempo que se movía entusiasmada. Y Noa que ya en apariencia se la veía más inquieta, no defraudó, movía brazos y piernas, en busca de su hermana, cantaba como ella, vamos una pasada de niñas.
 
La verdad es que nos despertaron las sonrisas a los que estábamos presentes porque eran dignas de ver y sobre todo de oír. Yo me quedé enamorada de esos ojos grandes de Sara, azules como el cielo que deslumbraban por donde miraban y por igual me pasó con Noa, cuando descubrí que tenía un ojo de cada color, además bien diferenciado, uno verde y otro azul. Me entusiasmó.
 
Muchas gracias chicas por hacerme sonreír y pasármelo tan bien en vuestra sesión, son de estas cosas que te hacen darte cuenta de por qué te dedicas a esta profesión tan bonita. Muchas gracias también a vuestra madre, Ana, por su enorme paciencia y por su tesón que demostró ese día y cómo no a la abuela de las mellizas, una mujer encantadora que nos enseñó lo que es adorar a unas nietas. Muchas gracias a las cuatro y... ¡hasta pronto!
menudosdiminutos-14
menudosdiminutos-26
menudosdiminutos-43
menudosdiminutos-69
menudosdiminutos-66
menudosdiminutos-81
menudosdiminutos-44
menudosdiminutos-77
menudosdiminutos-94
Ver anterior | reciente

Últimas entradas